Lastimosamente, país de reinas

2 06 2005

Es una lástima. Cada vida humana que se pierde debería ser llorada con la misma intensidad, pero esto no pasa en Colombia, una nación bananera cerca de México, que baila cumbias, produce café y tiene guerrillas. El anterior estereotipo se potencia con la veneración a las reinas de belleza que en su mayoría representan a una cantidad de leguminosas, gramíneas y frutos casi desconocidos… Pero eso no importa, lo relevante es embriagarse en un balneario caro o barato y coronar una reina. Es un asunto obsesivo. Oyentes de La W Radio comentaron al dia posterior a Miss Universo que “algo pasaba con Colombia porque nunca quedaba de reina, habría que protestar por este trato injusto”. Qué verguenza. Un país puede medir su inteligencia en la preocupación por sus reinados. Las naciones industrializadas son la que menos se preocupan por los reinados y las repúblicas del Sagrado Corazón, viven “por”, “en” y para los certámenes de belleza. Lo que deberíamos hacer es olvidarnos de los concursos y hacer ciencia y tecnología. A la reina de Arauca que fue asesinada por su novio se le ha dado un despliegue inusitado, desproporcionado. Todos los días, los crímenes pasionales se registran en todos los estratos sociales, en todas las ciudades, pero esta era especial porque era reina. Lamentemos su muerte por ser una colombiana, no porque era una reina; pero lamentemos más las prioridades y enfoques de los medios masivos en casos como estos.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: