¿Libertad de prensa?

3 05 2006

Hoy se celebra el Día Internacional de la Libertad de Prensa, que más que para celebrar un triunfo, parece un grito desesperado para llamar la atención por la suerte que corren cientos de colegas en el mundo, pero especialmente en Colombia. Según el Estado de la libertad de prensa en Colombia, enero – abril de 2006, presentado recientemente por la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), este cuatrimestre es “preocupante”. Los primeros cuatro meses del año muestran un incremento considerable de las violaciones a la libertad de prensa en Colombia, en comparación con el mismo periodo de 2005. En total la FLIP registró 42 violaciones a la libertad de prensa en lo corrido de 2006. El año pasado, en ese mismo periodo, se registraron 27. La amenaza sigue siendo la violación más recurrente. Preocupa más una de las observaciones que hace la FLIP:

El periodo electoral fue uno de los factores influyentes en el aumento de las violaciones a la libertad de prensa, especialmente de las amenazas. Marzo –mes de la jornada electoral– fue el mes con más registros, con 18 violaciones. Las investigaciones periodísticas sobre candidatos al Congreso de la República o de temas sensibles a las campañas de los partidos, pusieron en la mira a los periodistas.

Grave panorama. Un día como estos no debería celebrarse ni llorarse. Simplemente no debería existir porque la Libertad de prensa debería ser fiesta de todos los días.


Acciones

Information

2 responses

4 05 2006
Pedro Fuquen

El tema de la libertad es como llover sobre mojado. Todos los días se comenta, se dice y se viola. Mientras los medios de comunicación tengan intereses económicos y no sean como un poco del pasado al servicio de causas o de ideales con algo de política será imposible. No podemos negar la influencia financiera de todos nuestros medios, incrustados en la economía del país, participando aquí y allá, en buena medida de los rendimientos de la economía. A veces uno pensaría si la economía se cansó de la husmeadera y decidió introducir a los medios en la economía y en la política para acabar con el control. No es ningún descubrimiento de que no se puedan ventilar muchas cosas en algunos medios porque son parte de los problemas en la economía o en la política. Todo para concluir que así no puede existir la libertad de prensa, que también a veces se confunde con el amarillismo y con el libertinaje. Así que seguiremos viendo las violaciones y a los colegas amenazados y presionados por esas piedras angulares de las naciones: la economía y la política. Cordial abrazo, Pedro Fuquen

4 05 2006
Víctor Solano

Gracias Pedro por tu fidelidad a mi blog. Tus aportes simepre serán bienvenidos. Para quienes no conocen a mi interlocutor, les cuento que Pedro Fuquen es uno de esos periodistas hechos a pulso, con coraje, en las redacciones de diarios com El Tiempo en los años 60 y 70. Compartió con varios de los grandes del periodismo colombiano y al final terminó siendo uno de ellos, aunque sin los pergaminos ni la fama de los otros. Volviendo a tu análisis, los medios son altamente dpendientes de sus intereses y sin mayor pudor mezclan las ambiciones políticas y económicas con los valores periodísticos, lso cuales, por supuesto, al final quedan mutilados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: