“Piénselo”: Otra invitación a votar consistentemente

27 05 2006

Estoy orgulloso: Iván Londoño, un ex alumno mío en 2004, nos envió un correo electrónico, que siento muy maduro, a varios de sus conocidos. Quiero compartirlo con ustedes:

Se acercan las elecciones presidenciales y muchos, o algunos de ustedes, piensan votar. Estas semanas han tenido la oportunidad de revisar las propuestas o los planteamientos de los diferentes candidatos por intermedio de programas radiales, debates televisivos, su página de Internet u otro mecanismo de información.Tal vez usted tenga claro lo que su candidato preferido plantea, le gusta como habla, es el más popular, sus amigos hablan bien de él, ha hecho un seguimiento histórico de su gestión, tiene confianza en su proyecto, o muchas variables más que lo hacen inclinarse por uno o por otro. Pero, ¿alguna vez se ha puesto a pensar en las implicaciones que tiene su voto? No se trata de hacer que un candidato gane o pierda, no se trata únicamente de ejercer un derecho constitucional, no se trata de mostrar simpatía por un personaje; las implicaciones van mucho más allá y el voto no es un número que hace que un candidato tenga determinado número de escaños.

Cuando piense en su voto…

1. Estudie a conciencia el programa de gobierno que plantea el candidato. Las propuestas no son sólo las que están impresas en los volantes que reparten en las calles. Son los “qué”, pero con lo más importante: los “Cómo”. Los “qué” responden a las tendencias e imaginarios del modelo de gobierno más acertado para el candidato, pero el “cómo” resulta ser el polo a tierra de las propuestas dependiendo de la coyuntura nacional y global, para que se puedan llevar a cabo y tengan validez en su ejecución.

2. Piense en el personaje que encarna los deseos de un grupo de personas que apoyan su candidatura. No solo la imagen y el discurso son importantes, hay que tener en cuenta la trayectoria y las variaciones que ha tenido en su vida pública. Eso dice mucho de su naturaleza y seriedad.

3. Tenga en cuenta el partido o el equipo que lo rodea. Su candidato no va a gobernar solo, necesita de un grupo de personas que cumplan roles ministeriales y gubernamentales clave; para ello va a asignar a los que acompañaron su campaña. Analice el perfil de los más cercanos, su partido, composición del mismo y situación actual de la colectividad… Eso dice mucho sobre la tendencia que marcará su cuatrienio.

4. Piense en el rumbo que quiere que tome el Estado en los próximos años, no sólo los cuatro siguientes. En Colombia no necesitamos proyectos “cortoplacistas” que resuelvan los problemas por encima, necesitamos gobiernos de largo plazo con impactos positivos al corto.

5. Vote por el que quiere, no en contra de alguno. La primera ronda es la oportunidad perfecta para que usted vote por el candidato que más se acerca a su proyecto de Nación. No se deje llevar por los resultados de las encuestas que muestran lo que otros dicen como si fuera la verdad absoluta. Si su candidato no figura en los primeros lugares, no piense que votar por él es “perder el voto”; perderlo sería entregárselo a aquel que “los otros dicen” que va a ganar. Tampoco vote en contra de alguno, sería relegar las elecciones a términos de simpatía y personalismos.

Si cree que ya hay un ganador anticipado, no quiere que este llegue a la Presidencia, “dicen” que hay otro que le puede hacer la lucha y usted vota en contra del primero: por lo menos analice el planteamiento (y demás elementos mencionados anteriormente) del candidato por el que va a votar y contrapóngalo a su pensamiento para tomar la decisión.

Lo más importante es que el voto simboliza su pensar, sentir y decir. Tiene implicaciones en sus intereses particulares, toca los colectivos y afecta el rumbo de su país. Es la oportunidad de decir qué quiere en los próximos años y sentar una posición sólida y coherente respecto a su vida como ciudadano.

¡Vote! Y vote responsablemente.

Iván Londoño, estudiante de Comunicación Social. Pontificia Universidad Javeriana.

¡Buena Ivancho!


Acciones

Information

3 responses

28 05 2006
Anonymous

Qué bueno que existan jóvenes que se preocupen por la democracia en Colombia. Qué mejor incentivo para votar que la invitación de un jóven estudiante de Comunicación Social, para acudir a las urnas. Excelente artículo que promueve la conciencia electoral de manera clara y concreta. Felicitaciones Iván, vas por buen camino.

Mónica Pardo

29 05 2006
Anonymous

asistimos asi a la muerte de ejercicio partidista en Colombia? cada cuatro años tendremos que hacer la evaluacion ideológica que la coyuntura imponga? o será preferible examinar las plataformas del partido de cada candidato?

MIGUEL SILVA MOYANO

15 11 2012
Rogel

Me agradó mucho esta reflexión. Estoy de acuerdo. Se debe votar sabiendo lo que hacemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: