La ética de los ‘reality shows’ en Colombia

14 07 2006

Me asaltan dos preocupaciones, una por cada una de las propuestas de los canales privados en Colombia: ¿Cuál es el mensaje que la ética de los medios proponen a la sociedad? Como el tema es muy complejo y todavía no me decido a publicar por segmentos un artículo pseudoacadémico que jamás publiqué sobre los realities, he pensado que por lo pronto miremos con lupa dos programas: Desafío 2006, de Caracol Televisión y El Factor Xs, de RCN.Comencemos por el programa de RCN. Me angustia mucho el sufrimiento de los niños y niñas que participan en este reality, sobre todo en las etapas iniciales de selección en donde los menores se enfrentan a las dos caras de la moneda; en una edad donde el fracaso es recibido de forma cruel; donde no tienen mayor tiempo de recuperarse; donde son expuestos a los deseos reprimidos de los padres frustrados que, de niños, habrían querido ser los Pedro Infante, Pastor López y Selena; donde la edición intenta crear historias artificiosas de amor entre ‘chinos’ de nueve y diez años y donde el sentido de la competencia es alimentado sin mayor contextualización. Todo eso me preocupa. El canal RCN está ganando millones de pesos en pauta publicitaria y todas las semanas, los menores son despedidos con una beca para estudiar organeta y una bicicleta.

Ahora, vamos con la propuesta de Caracol. La nueva versión de Desafío, la 2006, plantea clara y abiertamente una “guerra de estratos”. El trivial enfrentamiento entre celebridades descoloridas por la falta de contratos en televisión, fútbol o el mundo del modelaje y los participantes anónimos ya aburre y por eso se vuelve a la receta original de los ilustres desconocidos compitiendo entre sí. Peligros: En un país tan desigual, donde las inequidades son tan evidentes, donde más del 60 por ciento de la población es pobre, donde las oportunidades de acceder a educación superior son muy limitadas, donde el conflicto armado no respeta a los civiles y donde la salud pública es un lujo que ni los planes obligatorios de salud (POS) cubren eficientemente, en ese mismo país, la idea de enfrentar grupos “representativos” de los estratos en estos primeros capítulos parece que solo busca caricaturizar los extremos y se preocupa muy poco porque unos y otros comprendan la cosmogonía residente en la otra orilla. Cada grupo viene con ideas muy prejuiciosas de lo que es “el otro” y van quedando en el ambiente frases muy ‘educativas’ como: “a veces uno tiene que torcerse un poco porque si no, se la montan a uno”. ¡Qué lindo! La principal inquietud que me queda es si es conveniente estimular la brecha entre ricos y pobres a punta de caricaturizar los extremos. Los Reyes, la novela de RCN basada en el modelo y guión del argentino Los Roldán, tiene algunos chispazos de buen humor en los libretos, pero la mayor parte del tiempo su fórmula radica en hacer ver a los pobres como el imperio de lo ordinario, de lo ramplón y de lo estéticamente ‘reprobable’ en las definiciones obtusas y anacrónicas de lo que es cultura y que solía desconocer los valores de “lo popular“.

Preguntas al aire: ¿Está de acuerdo con que se hagan realities con menores de edad? ¿Caracol les dará la oportunidad de comprender ‘el mundo del otro’ o solo los pondrá a que sigan jugando a los scouts extremos que se miran unos a otros como “ricachones” y “muertos de hambre”?

PDTA: La próxima semana estaré en Cartagena de Indias en un evento de arquitectura y diseño. Veré si puedo conectarme con la realidad y con Internet para escribir desde allá. Si no, saludos y gracias a los lectores.


Acciones

Information

30 responses

14 07 2006
Julián Ortega Martínez

Pues, ala, cómo te dijera. Los reality shows (que de “realidad” tienen más bien poco) me parecen el género televisivo más bajo. Lo que denuncias en esta entrada (la crueldad emocional hacia los niños por uRibeCN y el concepto de quinta categoría de la “lucha de estratos” del canal de Julio Mario) es bastante más grave de lo que parece. El problema es que la gente sigue viendo estos programas, sigue consumiendo este tipo de televisión y los canales se siguen llenando los bolsillos con la pauta publicitaria. Infortunadamente, el rating se ha tomado el poder de la TV colombiana de forma despiadada. Qué asco.

14 07 2006
Nonita

Factor Xs es una verguenza, porque aparte de lo que usted menciona, creo que se contituye en una “aprobación” del trabajo y explotación infantil.

Y de la guerra de los estratos de caracol, ni hablar. Aparte que ese formato de reality -playa -concurso ya fue lo suficientemente desgastado en Colombia, “su gran novedad” consiste en dividir, separar, alimentar resentimientos y arraigar los roles de las clases sociales, en un país, que ya está lo suficientemente polarizado en “buenos” y “malos” en “patriotas” y “bandidos” y claramente en ricos y pobres.

14 07 2006
Víctor Solano

Hola Julián: Tienes razón, el problema es más grave y loscanales sienten que tienen que ofrecer, únicamente, lo que las audiencias piden y no lo que los públicos podrían necesitar. Obviamente es complicado eso de definir qué es lo que necesitan consumir… Hacía rato no te veía por aquí, gracias por tu visita.

Hola Nonita: No había pensado en esa perspectiva de la explotación infantil y tienes razón. Hay un lucro a costa del trabajo de los menores, con el consentimiento de los padres que seguramente es el escudo del Canal, pero es una explotación. En lo de Caracol, la consigna es clara: “Divide y vencerás”. Esa es la lección que ha aprendido el colombiano promedio a través de los medios y que como conducta y lectura de la vida se replica constantemente en nuestro ambiente. Gracias por tu visita.

14 07 2006
MR BRIGHTSIDE

No hombre, muy seguramente en mi extinto espacio personal este hubiera sido un tema a tratar estos días. Estoy absolutamente de acuerdo con usted.

Llevaba un par de años huyéndole a los realities, porque cada uno me parecía peor que el otro. No sólo en lo ético, sino en esa propuesta de entretenimiento basado en el morbo. Antes el modelo era soportable, con un grupo de personas (ya sea conocidos o desconocidos) compitiendo por unos pesos o por un poco de fama, y la gente en todo el país conmovida por sus tragedias personales y sus problemas o llevadas por su apariencia o actitud que enamora, los apoyaban y los llevaban a la inmerecida victoria a pesar de su absurda ausencia de méritos. Yo lo veía como un poco de circo a ausencia de pan para la mayoría de los Colombianos y mi consuelo era que si la mayoría lo disfrutaba pues tenía que resignarme a ver estrictamente Copa Libertadores en las noches.

Pero el Factor XS y el nuevo desafío me parece que cruzaron el límite del mal gusto y enviaron la ética a Katmandú. Yo tengo una ahijada a quien quiero mucho, es lo más cercano a un hijo que tengo y no permitiría que participara en un programa como el factor XS, donde le dicen qué hacer, donde sería expuesta ante todo un pueblo como si fuera un personaje de circo; y sobre todo, porque muy seguramente no ganaría y tarde o temprano la vería llorando y sufriendo mientras todo un país la ve fracasar y mientras su autoestima podría verse seriamente afectada.

Pero el Desafío me parece absurdamente reprobable y no puedo creer como permiten algo así. Es que todo se reduce a obtener rating de un problema tan grave y profundo de nuestra debilitada sociedad como lo es la desigualdad. Ésto dice mucho sobre nosotros como país, como personas, cómo vemos los problemas como un maldito programa, como un show. Me parece terrible y me entristece mucho que hayamos llegado a ver las diferencias de estratos como un showcito más antes o después de la novela.

Respecto a los Reyes no me parece tan grave la situación, por lo menos es claro para todos que es un dramatizado y no necesariamente representa la realidad, el problema es cuando la gente pierda esa percepción, pero eso es otra historia.

Y mientras yo sólo dejo comments acá, peleo con mi hermano y mi madre durante el almuerzo (consumidores masivos de canales nacionales) y trato de convencerlos de los perjuicios y lo malo que hay con sus “realities” y de que aprovechen los ciento y pico de canales que se pagan en la casa para ampliar sus horizontes televisivos. Y critico cada vez que puedo ante el que sea estas cosas. Y más no puedo hacer. Me parece que usted tiene más medios que yo para tratar de trascender, y lo invito a que los use.

Saludos, lo felicito por un buen post sobre un buen tema.

14 07 2006
Diva

Desde que salían los programas dfe las audiciones de Factor Xs, me moría de la pena con solo verlo! Me la pasaba llorando al ver a los niñitos llorar porque les decían que no. Era muy triste.
Nunca estuve de acuerdo con ese programa pero mi voz no sirve de mucho cierto?

En realidad la culpa de todo esto la tienen los papás. Cómo exponen a sus hijos a esa trsiteza?

14 07 2006
Sirittta

Hola, en Chile los reality realmente son una vergüenza, cero aporte para la cultura, es sólo ver peleas en las cuales los “famosos” se difaman entre ellos… en una semana más se estrena “La isla vip” y no me quepa duda que será de la misma índole, claro que es un reality aún más extremo porque los famosillos no tienen con que cepillarse los dientes y cosas así… veremos que pasa…
saludos desde Chile!

14 07 2006
Víctor Solano

Hola Siritta: Los realities tenían la intención original de mostrar cómo las personas anónimas se enfrentaban a ciertas situaciones, extremas en algunos casos. Así empezaron Big Brother y Survivor, pero cuando ya la gente se aburrió de ver anónimos, los productores pensaron: “¿Y qué tal si sometemos a nuestros famosos a todas estas incertidumbres y situaciones extremas?”. A mucha gente le fascinó y fetichizó a sus ídolos de barro. En Colombia ya pasamos por esto al punto de tener un reality absolutamente absurdo por aburridor en su narrativa (Nómadas) que consistía en una especie de carrera de observación por todo el país… Hasta ahí llegaron las celebridades

Hoy ya le parecen aburridos estos ídolos en decadencia y por supuesto,se vuelve a los anónimos, pero con la fórmula de crear más brechas sociales o por lo menos alimentarlas. Ustedes entrarán con esa Isla VIP que en Colombia se llamó La Isla de los famosos. ¡Que Dios los ampare! GRacias por tu visita.

PDTA: Últimamente he tenido muchos visitantes de Chile y eso me alegra.

14 07 2006
EDITOR GENERAL OIMC

¡¡Hola!!
Pues no podía quedarme sin meter la cucharada. Primero, como no he visto ninguno de los realities actuales, no sé si tu frase de “…y todas las semanas, los menores son despedidos con una beca para estudiar organeta y una bicicleta” es literal, o metafórica. Pero es una frase de alto valor literario, buenísima. Mi añoralgia: hace unos meses estuve trabajando en una carpa de la Cruz Roja en el CARREFOUR de la 80. Habían contratado médico. enfermeras y socorristas para atender eventuales urgencias, de las personas que hacían fila para participar en “Cambio extremo”. Todas las pacientes atendidas eran madres jóvenes, que no pasaban de los veinte años, y sus hijas. Ninguna tenía una deformidad escandalosa, ni siquiera obesidad. Si acaso unas niñas con unos pocos kilitos de más (algunas preciosas) y algo de cicatrices por acné. (Si vi muchas dentaduras en mal estado). Casi todas angustiadísimas, algunas hasta lloraban como si se estuvieran jugando el futuro decisivo de sus vidas. ¿Falta de autoestima? ¿Epidemia de síndrome dismórfico? Otra añoralgia: La telenovela CAFÉ, indistintamente de que a uno le guste o no el género, trató de manera excelente la cuestión de las clases sociales. Desde los recolectores de café, pasando por el minifundio y latifundio, hasta la organización empresarial del café, se hizo tanto en cuanto a los personajes como la fotografía sin esos estereotipos que ridiculizan a los unos por “ordinarios” y a los otros por “oligarcas”. O sea que si se puede hacer de otra manera, sin ofender, como Víctor lo señala acertadamente.
SALUDOS. THILO

14 07 2006
Víctor Solano

Hola Thilo: Lamentablemente, aunque me agrada el reconocimiento, la oración “…y todas las semanas, los menores son despedidos con una beca para estudiar organeta y una bicicleta” es literal. Ese reality de Cambio Extremo en su versión colombiana, también es otro ejemplo de la sociedad y sus aspiraciones estéticas importadas. He visto la versión de Estados Unidos, y créanme que son casos verdaderamente complejos, donde a un ‘Mr. Hyde’ lo convierten en un ‘Dr. Jeckyll’. GRacias por tus visitas frecuentes y tus buenos comentarios, que casi siempre son la mitad de mi post.

15 07 2006
Juan Mauricio Benítez García

Hola.
Me da mucha nostalgia la realidad presentada por los realities. Desde que volví al país este año me causó mucha curiosidad todo el tema del sufrimiento de los niños en el reality de Factor XS. Es muy triste ver como estos niños, cuando crezcan, tendrán que enfrentarse a ese fantasma del pasado que les dejó las participación en este programa de concurso. De seguro que será más de una cita al psicólogo. Además, otra cosa que también me parece relevante es lo que cantan. Como niños de 7 o 8 años cantan canciones, por ejemplo, de regetón. En donde no creo que entiendan que es lo que dice, como mínimo. Y más con las letras de este género musical que tanto denigran del hombre. Si es un concuros musical para niños, todo debería ser acorde y contextualizado con los participantes. Pues a parte de regeton, también hay rancheras, vallenatos y rock, entre otros géneros, que no son acordes con los participantes. Es más, si el jurado es objetivo y en verdad quiere al país y a los particiapntes del concurso, no deberían permitir que niños cantran estos géneros músicales. Dónde quedaron los cncursos infantiles en donde los participantes hacían competencias, jugaban, y hasta contaban “cuentos de niños”. No, ahora cantan y se piensa más en el raiting y en las ventas en publicidad que en el bien propio de la sociedad. Además, que padre quiere que su hijo sea maltratado o vendido como si fuese una lavadora, un PC, un carro, o un articulo más de nuestra sociedad de consumo. Programas infántiles de este tipo acaban con la poca magia de la niñez, que cuando uno crece añora tantas veces. NO DEBERÍAN EXISTIR REALITIES PARA NIÑOS.

Por otro lado está la trist y denigrante propuesta del Canal Caracol, “La guerra de estratos”. Parece que para escoger a los participantes de la versión 2006 del desafio hubierna puesto tres tipos de clasificados diferentes, con una frase en común: “Buscamos lo menos representativo de la sociedad colobmiana”. Por un lado aparece un grupo de resentidos sociales. En otro lugar, y quiza los que si representan algo de la sociedad, un grupo de colombiano promedio, trabajadores, echados pa´ lante. Y para terminar el representativo grupo, seis colombianos que representan al 0,01 % de la clase alta del país. Los más triste es el recalcar, constantemente, en los particiapntes la “conciencia social” de cada uno. Generando una mayor rivalidad entre ellos, y demostrando una teoria, en la que los que tienen comodidades no se la merecen, pues los que en verdad trabajan son los menos favorecidos. Si la idea es costruir país, y ayudar a las peresonas que más lo necesitan, no sería mejor que todo ese dinero lo invirtiera el canal en ayudar a los menos favorecidos, en vez de decirle a los más pobres ustedes se merecen un ejor lugar pero la sociedad no se los da, para humillarlos. Y los ricos sigan levitando porque qué tal ustedes llegar a ser como ellos. Sería mejor que los pusieran en un ring, a golpes, pues eso es lo vende, y que al que gane le den el premio. Con eso nos evitariámos dos o tres meses de ver lágrimas de cocodrilo cada vez que sale un participante, denigrar más a la sociedad colombiana, y los “educativo” de la producción.

Si los canales privados siguen como van, siendo actualemente el mejor noticiero UNO de los que se trasmite por los canales públicos, mostrando en todas las producciones cada día más antivalores y permitir que subjetivismo de los realizadores y productores sea el que reine. Dónde está la responsabilidad social y la costrucción de país que están haciendo los canales privados, en especial con los realities.

15 07 2006
Dark Princess

Siempre he creído que los realities son la vergüenza de la televisión del siglo XXI. Todo comenzó en Mtv con The Real World (que sí me gustó) y desde entonces, mostrar el lado ‘sin maquillaje’ y amargo de las personas en vivo y en directo, se ha convertido en una nueva forma de alimentar el morbo de los que creen que las situaciones en los realities son completamente espontáneas y no tienen ninguna clase de orientación por parte de los productores y guionistas.
La verdad hasta el momento nunca me ha alcanzado el desocupe como para ponerme a ver un reality completo o para seguirlos diariamente.
Para poder criticar hay que conocer, por eso, sí me he dado a la tarea de verlos de vez en cuando, sólo para caer en cuenta de que sigo teniendo razón y todavía no ha habido un programa de este formato en el país, que alcance por lo menos a otorgarle un halo de dignidad a sus participantes.
Lo peor, ha sido precisamente El Factor XS. RCN obviamente sigue haciendo plata, ellos están en su negocio, pero lo que no me cabe en la cabeza es que los padres se presten para llevar a sus hijos a que sean juzgados por su talento ante el país entero.

15 07 2006
The journalist

Bueno, en realidad qué más se puede esperar de la pobre televisión colombiana. Lástima que buenos programas de opinión sean relegados a un segundo plano y que por cosas de suerte o de relleno de programación sólo se presentan a horarios que nadie puede ver, porque los que llevan la delantera son los realities.

A propósito de los realities que menciona Victor Solano, creo que los productores se pegan de lo que ellos consideran puede vender. Sí un niño está llorando porque no quedo entre los clasificados para ir a la final, pues eso vende. Si otro niño habla como pastuso y al momento de cantar todo acento se pierde y se cree que es el proximo Vicentico Fernandez, pues eso vende. Qué pesar que los mismos padres hagan parte de esa cadena viciosa de comercialización en las que están incluidos sus propios hijos.

Ahora bien, lo del desafío 20 – 06, es como para morirse de la risa. Aludir a la frase “Uno no nace, se hace” es de lo más bajo que se puede hacer para promocionar un programa que según Imbamer Galup, es uno de los más vistos en la televisión colombiana. Ese cuento de creer que los ricos son los malos, o que los pobres son mal olientes o que los de clase media son rebuscadores no hace sino generar en el televidente preferencias por X o Y equipo, o sea, polarización de las cosas. ¿No es suficiente acaso con tener como realidad los estratos sociales en la actualidad?

Como siempre los grandes canales privados, al igual que los antiguos romanos, le siguen dando al pueblo “pan y circo”.

P.D.: Gracias por tu comentario, saludos Álvaro.

15 07 2006
Víctor Solano

Hola Juan Mauricio Entiendo el enfado. No me voy a meter en al discusión estética sobre lso géneros musicales, pero coincido en lo del sufrimiento de los niños como algo muy espantoso. Haría una precisión sobre tu frase: “NO DEBERÍAN EXISTIR REALITIES PARA NIÑOS”; yo diría “con niños”. El problema es tenerlos a ellos como protagosnitas de dramas irreales. Gracias por tu visita.

Hola Dark Princess: Tienes razón, y más preocupante, como han señalado varios de ustedes es el problema de las ambiciones de los padres. Gracias por tu visita.

Hola The Journalist: Lastimosamente el llanto de un niño parecería vender más que sus sonrisas. Y eso que dicen que somos “el segundo país más feliz del mundo”. Gracias por tu visita.

15 07 2006
Camilo Andrés Mosquera

Hola Víctor de te acuerda de este comentario http://solanoconsultores.blogspot.com/2006/06/nuevo-cabezote-para-este-blog.html

me gustaría que contactarás a tu amigo, para comentarle lo del cabezote de mi nuevo weblog. (http://usuarios.lycos.es/telesemana2006

16 07 2006
Víctor Solano

Hola Camilo Ya le comenté y le reenvié tu mensaje. Si no te cpontesta de aquí al lunes, escríbele a diarionocurno@gmail.com

Saludos, VS.

17 07 2006
suerte_muerte

Victor, siempre como leyendo las mentes (…) muy buen tema.
Pero, también como siempre, yo no le echaría toda la culpa a las cadenas de televisión. O mejor dicho, en Colombia no “sufrimos” esta clase programas -ya que aparentemente a todos nos duele el alma y de vez en cuando el gusto al ver esos reality’s-, debido a la pobreza de nuestra televisión, seguro que no; hay que darse una vuelta por otros canales internacionales para darse cuenta que “eso” pasa en todo el mundo (e.j cambiando esposas, reality americano).

Y si tal vez dejamos de culpar a rcn y caracol por mostrar lo que muestran, y nos empezamos a preguntar por qué millones y millones de colombianos vemos lo que vemos(…) ¿a quién criticamos entonces?. Estoy de acuerdo, a mi tampoco me gustan esos programas, pero soy más cercano a pensar que la televisión -con todos sus programas- es un horrible reflejo de lo que somos, o por lo menos de lo que nos gusta -mucho-.

suerte

19 07 2006
STiRER

Me interesa mucho su ensayo sobre los realities colombianos. Le sugiero que lo publique como una entrada con un link que lleve al texto completo de tal manera que exista la opcion de leerlo todo o solo la introduccion.

16 09 2006
Gabriel

Manada de desocupados.

Por que no se preocupan por cosas más importantes como el hambre en el Choco o en el Cauca, en vez de estar mirando si José Gaviria tales o Pascuales o si Tatiana tales o pascuales.

Por culpa de Idiotas como estos es que seguimos eligiendo Presidentes tan Ineptos como el de Colombia y Congresos tan Corruptos como el que tenemos. Tengan personalidad y ayuden a corregir este pais.

Manda de babosos

16 09 2006
Matheo

En temas como estos tengo que expresar mi opinión para desahogar tantos pensamientos que me invaden con estas realidades tan preocupantes…
en cuanto al Factor Xs, ahora “la batalla de los famosos”, Cambio Extremo 2 y “Bailando por un Sueño”, me parecen realmente lo más bajo, la explotación humana más baja en muchos sentidos de la palabra y el engaño más vil basado en las ilusiones de algunas personas que lo dan todo iluzamente, sabiendo que entre todos, uno sólo es el que se gana el premio, que a su vez es una mugaja de las ganancias en publicidad…

pero personalmente rescato algo del Desafio 2006, y es que aunque la realidad es tenaz, la brecha entre pobres y ricos es cada vez mayor, y el hambre y pobreza crecen sin par, pues sigue habiendo mucha gente sin tener noción ni una real dimensión de lo que está pasando en el país y me parece interesante como sus medios de “hipnotizacion” tienen un poco de mensaje sobre la crisis que vivimos… sé que no debería conformarme con eso, y no lo hago, rescato el hecho que gente casi-despierte a la Crisis y que no exploten a todo el mundo con las llamadas a celular…

hay otros “realities” que despiertan mas asco en Mi, como “descaderandose por un sueño” (que sólo va a cumplir uno solo)… o Cambio Extremo… personalmente disfruto analizando los comportamientos y traicione sparticulares del Desafio 2006…

Excusenme
es mi humilde opinión…

16 09 2006
Gabriel

Manada de babosos

Los primeros que hablan mal son los primeros que se lo ven , Es más si no les gustan los canales pues cambien de canal y dejen de sugestionar a los demas.

Chao

18 09 2006
Víctor Solano

Muchas gracias por las opiniones a favor o en contra de los realities en este espacio. Lo importante es dar la discusión sobre esto y otros temas, quizás más trascendentes. A Stirer le contesto que estpy viendo dónde pongo el artículo porque la plataforma no me lo permite, pero estoy viendo cómo. A Gabriel le diría que en efecto esos temas que propone también nos han interesado, aunque el propósito de este blog es el análisis de emdios entre otros temas de comunicación.

De igual formal e diría a Gabriel que sigue invitado a este espacio a dar sus opiniones, pero que respete a los lectores. Por mi no hay problema porque estoy acostumbrado a lidiar con los pacientes crónicos de coprolalia, pero si me irrita que los argumentos sean expuestos de esa forma. Si quiere seguir siendo coherente con su posición de que cambiemos de canal, tendría que hacer lo mismo con este blog. Hay muchos más blogs que se ocupan de los temas que está buscando.

29 07 2007
gabriel

Hola a todos, la verdad estoy de acuerdo con ustedes en lo que han dicho, la verdad soy docente de español en un colegio y es un poco dificil convencer a los alumnos de lo que se esconde detras de los realitys, quisiera que me ayudaran con varias preguntas Cuanto gana yun libretista de tv colombiana y cuanto en dineroo puede producir un reality o plantenme una dinamica donde les pueda mostrar a los alumonos comno ver un reality con responsabilidad y una novela y los arquetipos del colombianao les agradezco recuerden que pueden contribuir a la eduacion de los que tal vez puedan ser sus hijos gracias

23 08 2007
Ana Maria

me parecen unos perdedores los que escriben aqui para favorecer el comentario, ademas los niños de factor xs tienen mucho talento. si los jurados no los aceptan debe ser por algo, tienen talento pero deben desarrollarlo. ademas, los jurados son expertos… a ustedes les afecta lo que opine cada jurado?. cuando los participantes e van de las galas, por lo menos se van con algo porque aprecian su talento.. pobrecitos…

30 09 2007
oscar

ps hay yo no c la verdad es q la tele es asi super jijiji

23 12 2007
charx

hola a todos, estoy de acuerdo con eso de poner en sufrimiento a los niños, esas desiluciones de pequeño pueden prometer un camino tormentoso en su futuro, y lo digo por experiencia propia, siempre de pequeña mis padres me ponian a participar en diferentes actividades en las que no gane ninguna y eso es fatal…debe ser prohibido.

Así como ese hay muchos realitys que no valen la pena, pero yo rescato de ello a los Desafíos del Canal Caracol, de verdad que soy adicta a este formato de realityes desde el 20 04, me parecen de lo más divertido que hay!!! y el 20 06 ha sido uno de los mejores.

24 02 2009
laura vasquez

NO SE PORQUE SE PONEN A HACER ESO QUE BOLETA ESO YO NO ME DEJARIA DE NADIE……………………
1245

18 09 2009
todos son maricasz

tXDO EL wundo son maricas es mas los maricas son mas maricas k maricas

10 11 2010
stephania!

sin extenderme quiero decirles a los detractores de lo expuesto en este blog que según veo la intención no es denigrar a los niños o a los participantes de los realities, sino a las acciones que los canales privados colombianos generan con sus “inofensivos programas”, como dije que no me involucraría, diré: mirar de manera crítica lo que se nos presenta no es malo, malo es no hacerlo, pues nos despistan con programas bobos a diario, y mientras tanto mas de la mitad de la población colombiana vive en pobreza, no sé ustedes, pero si dudar al menos me da la satisfacción de no “tragar entero todo lo que me dicen” me parece bien; lo que hacen estos canales con los niños por ejemplo, de premiarlos y eso, mas que ellos lo hace el pueblo colombiano con la audiencia, los votos de $1800 algo la llamada o mensaje, (el negocio del año si multiplicamos un mensajito de 8000 colombianos por ejemplo), así que dudar del sector privado no duele tanto como mirar los niveles de pobreza tan extremos que tenemos en un país tan rico como el que tenemos.

13 10 2011
juan ariztizabal

llegue al blog un poco tarde pero realmente lo hice porq es denigrante presenciar como se burlan de la gente que se presenta en el reality “yo me llamo”, da pena ajena escuchar a amparo grisales expresarse de una forma tan ironica y burlona de las personas a las cuales ella considera que no imitan bien a los cantantes que dicen imitar, quisiera saber que tan idonea puede ser su participacion como jurado en este programa, no creo que por unas cuantas novelas y principalmente unos desnudos tenga las credenciales para tratar a la gente de la manera que lo hace, parese ser que a ella se le olvida que es gracias esa gente que ella critica de manera tan burlona, que come , por otro lado veo muy ruin que caracol haga dinero apartir de la miseria humana y peor aun manipulando las emociones sueños y anelos de una persona.

3 09 2012
Una mirada analítica a los realities… | Noches de Media

[…] La ética de los ‘reality shows’ en Colombia Me asaltan dos preocupaciones, una por cada una de las propuestas de los canales privados en Colombia: ¿Cuál es el mensaje que la ética d… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: