Relatos breves para una Cartagena extensa (II): Todos los días nace Benkós

21 07 2006

Antonio* tiene ahora los músculos relajados. Hace 15 años cuando tenía la mitad de su vida, los músculos de este negro estaban tensos. Una tarde como la de hoy, hace tres lustros, estaría ocupando uno de los sacos de arena que él utilizaba para entrenar como boxeador porque pensaba ser el sucesor del ‘Happy’ Lora o de Fidel Bassa. Su entrenador le propuso que midiera sus fuerzas en una disciplina distinta: la halterofilia. Este deporte con nombre evocador de enfermedades contagiosas, lo enamoró. Estuvo tres años en eso. Me cuenta que era bueno porque era corto de estatura, pero con brazos fuertes y me dice que tiene nostalgia al ver los juegos Centroamericanos y del Caribe por televisión, porque él habría podido darle esas satisfacciones a Colombia, si hubiese seguido, pero no encontró patrocinio. Y ese ritmo de trabajar vendiendo gafas o dulces en la calle todos los días hasta las tres de la tarde; atravesar la ciudad para llegar al Chico de Hierro, un gimnasio en el Pie de la Popa; entrenar tres horas y correr apresuradamente para hacer su bachillerato nocturno en el Liceo, lo estaba acabando, pero, sobre todo, frustrando. A sus quince años, Antonio era un Benkós, el rebelde guerrero negro de San Basilio de Palenque que se alzó contra los españoles y les mostró quién era quien en la Cartagena colonial.Dejó de alzar pesas para tratar de levantar unos pesos. Prestó el servicio militar y luego su sargento lo convenció para que no regresara a ‘la civil’. Antonio se quedó. Como soldado profesional podría enviarle casi todo el sueldo a su mamá. Se curtió en los Montes de María y a veces recibió órdenes raras para no atacar un grupo guerrillero ya identificado por la línea de avanzada. Una vez, González*, su lancero entrañable, apareció muerto en La Diez, una calle tenebrosa para las ‘señoras bien’ de Santa Marta, y la preferida de las ‘señoras mal’. Los relatos dicen que González flirteó con una de las ‘pajaritas’ de La Diez, que ya tenía dueño; este, enceguecido por la ira, se fue contra González, pero antes recibió de González “un coñazo muñeque e’ burra” que le partió uno de los pómulos y le dejó hendido el hueso. Luego del golpe de gracia, habría corrido hasta el muelle, pero se había llevado a domicilio un proyectil caliente de un 38 de cañón tres cuartos. Al parecer, no se había dado cuenta de la bala alojada en el pulmón izquierdo hasta que sintió empapada su camisa. Alcanzó a llegar muy cerca de la base. Cuando se supo quién lo había matado, solo la guardia quedó en la base y todos llegaron hasta La Diez y treparon todas las calles hasta que dieron con el sujeto y lo llevaron hasta el cuartel. Se dijo que era un líder de las milicias urbanas del paramilitarismo en Magdalena. En los papeles está registrado que lo soltaron por falta de pruebas. “Todavía lo están esperando en su casa”, me dice Antonio.
* Los nombres han sido cambiados por seguridad.


Acciones

Information

2 responses

21 07 2006
EDITOR GENERAL OIMC

¡Hola!
Vengo a compartir la descarga eléctrica…….., je, je, je
Pues está excelente la crónica “su mercé”. También las fotos me gustaron. ¿Cómo está por allá la cosa con las “dos” Cartagenas? (La pobre marginal, y la turística). Incluso hubo un “Hay festival” y un “No hay festival” recientemente. ¿Está más integrada la comunidad? ¿Qué proyectos sociales hay en desarrollo?
ATTE “El niño pregunta”.

24 07 2006
Víctor Solano

Hola Thilo: Me alegra que te gustaran las fotos. En este viaje, aunque conozco mis limitaciones técnicas, tuve la oportunidad de reencontrarme con el “Yo fotógrafo”.. Te cuento que no me concentré en ver los planes de desarrollo en este corto tiempo que estuve allí, pero si hablé con la gente y están todos cansados con la lentitud de las obras de TransCaribe, el Transmilenio cartagenero. Las calles están hechas una ‘melodía’, especialmente en Getsemaní, la avenida Pedro de Heredia y el acceso al Centro histórico al frente de la Torre del Reloj. Vi que Efraím Medin (alguien de la escena cultural costeña) está muy metido en lo del “No Hay Festival” y ha recibido sendas críticas por su aparente oportunismi, así como buenos comentarios. No vi nada de nada sobre eso en esta visita. Gracias por tu visita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: